Guía para inquilinos: 5 consejos para una convivencia sana

guía para inquilinos

Querido lector, bienvenido a un nuevo artículo de nuestro blog. Hoy te presentamos una guía para inquilinos.

Si acabas de mudarte en un piso de alquiler, es esencial comprender las normas de convivencia y aprender a adaptarse a una nueva comunidad de vecinos.

En seguida proporcionaremos cinco valiosos consejos para facilitar esta transición y asegurar una convivencia sana entre las partes.

Guía para inquilinos. Manual de Normas

Lo ideal sería lo siguiente: antes de instalarte por completo, tómate el tiempo para familiarizarte con las normas y regulaciones de la comunidad de vecinos. 

Estas reglas suelen abordar temas como el uso de las áreas comunes, la disposición de la basura y los horarios de silencio. 

Puedes pedir el Manual de Normas al administrador de la finca, al portero o al vecino del lado. Todos deberían tener una copia para que puedas leerla. 

2. Preséntate

Parece una tontería o algo que podemos dar por sentado, pero es importante que te presentes a tus vecinos y al administrador del edificio, así como al portero (si lo tienes). 

Un simple saludo puede marcar la diferencia y establecer una relación amigable desde el principio. 

Esto facilitará la comunicación y hará que te sientas más conectado con tu nuevo entorno. Además, podrás contar con su apoyo o ayuda con cualquier duda que tengas o necesidad que surja. La educación siempre premia. 

Guía para inquilinos. Darse la mano o presentarse

3. Las reuniones comunitarias

Como explica este articulo de la API, como inquilino sí puedes participar a las reuniones, pero no tienes derecho a votar al no ser que representes al propietario.

Es interesante que participes si quieres estar al tanto de lo que ocurre en la propiedad o si te apetece conocer a las personas que viven en la finca. 

Si no tienes la posibilidad de participar por la razón que sea, pide a tu propietario que te mantenga al tanto, sobre todo si hay temas que puedan tocarte.

Guía para inquilinos

4. Respeta los espacios comunes

Como nos explica Fotocasa, en una comunidad de vecinos hay varios tipos de espacios comunes y todos se han de respetar de la misma forma. 

Se diferencian por tipo de espacio:

  • Elementos estructurales del edificio
  • Zonas comunes de uso privativo (estas corresponden solo a uno a más propietarios, como puede ser una terraza o un ático).
  • Zonas de paso
  • Zonas verdes
  • Zonas deportivas y recreativas
  • Otras: como el cuarto para los cubos de basura, los contadores, la azotea etc.

 

Si quieres o debes acceder a alguna de ellas, infórmate primero con tu propietario para obtener permiso y las llaves.

Ascensor finca

5. Vive con empatía

La vida en comunidad implica ser empático en todo momento para respetar la vida y las costumbres de los que la viven.

Controla el volumen de la música y evita realizar actividades ruidosas (como utilizar el taladro o martillo) durante las horas de descanso o por las noches.

Si programas hacer una fiesta de bienvenida o cumpleaños, avisa a tu comunidad colgando un aviso unos días antes. De esta forma te proteges de posibles quejas y demuestras cierta sensibilidad.

Fiesta inquilinos

Como ves, las reglas de la buena convivencia siempre aplican, pero sobre todo si vives en un edificio donde residen personas con edades y estilos de vida distintos.

¿Te ha pasado alguna vez tener un vecino ruidoso o algún tipo de molestia?

Estamos recopilando distintos episodios divertidos (o no) para crear distintos contenidos

Si te apetece contarnos tu experiencia, puedes escribirnos un correo a comunicacion@pragma.es

Si por otro lado estas en búsqueda de inspiración para actividades que puedes activar en tu finca, puedes leer este articulo.

 

 

El equipo de Pragma